El aceite esencial de Lavanda es obtenido por medio de la destilación de las flores de las plantas que crecen silvestres a grandes altitudes usualmente al sur de Francia, cultivadas a partir de las semillas produciendo varios tipos de lavanda y dado que las flores no producen mucho aceite lo hacen extremadamente valioso.

Considerado uno de los aceites esenciales más gentiles y versátiles que es utilizado exitosamente para tratar insomnio, depresión, impaciencia, estrés y ansiedad provee las mejores propiedades terapéuticas cuando es combinado incluso con otros aceites esenciales.

Es tal vez uno de los aceites más utilizados o el primero con el que las personas tengan contacto por ser frecuentemente utilizado en la industria del perfume, cosmetología y también para agregar sabor a dulces y bebidas.

Es el más recomendable para adquirir cuando nunca se ha usado ningún otro aceite esencial ya que tiene un agradable aroma, muchas propiedades y es seguro.

A diferencia de la mayoría de los aceites esenciales puede utilizarse en forma directa sin diluir pero recordando que sólo unas gotas son suficientes.

Si se desea que surta efecto a nivel mental o emocional puede aplicarse como perfume en áreas de la piel menos sensibles.

Propiedades terapéuticas y usos:

· Sistema Digestivo: estimula la digestión, incrementa el movimiento intestinal, utilizado también para tratar dispepsia, flatulencia, cólicos, nausea y diarrea.
· Sistema Genito-urinario: diurético, restaura el balance hormonal, alivia calambres. Utilizado para tratar infecciones, leucorrea y cistitis.
· Sistema Circulatorio: ayuda a bajar la presión arterial, usado para la hipertensión.
· Músculos: articulaciones reduce la tensión muscular, alivia el dolor, reumatismo, lumbago y lastimaduras en los ligamentos.
· Sistema respiratorio: antiséptico, antiespasmódico. Usado para tratar infecciones, gripe, bronquitis, tos, asma, congestión nasal y laringitis.
· Piel: antiséptico, controla la producción de grasa y estimula la circulación. Ayuda a sanar ampollas y a rejuvenecer la piel, usado también para tratar acné, heridas, quemaduras, inflamación, soriasis y arrugas.
· Emociones: calmante, refrescante y relajante, usado para tratar depresión, dolor de cabeza, insomnio, fatiga nerviosa. Produce claridad y alerta mental.
· Otros: útil para tratar piquetes de insectos y como repelente.